Cómo elegir el color ideal para pintar las paredes de casa

Publicado el 02/12/19 36 2019

Eres de las personas a las que le gustan las estancias con un toque de color, pero no terminas de decidirte por un tono u otro... ¿Cálido o frío? ¿Intenso o discreto? Elegir la paleta de colores que quieres para tu casa es muy importante y aunque suene a una tarea complicada ¡es más fácil de lo que crees! Aunque a primera vista pueda parecer un tema únicamente estético, la elección de colores para pintar una habitación es una cuestión muy importante en la que influyen diferentes factores.

Con los colores se pueden generar emociones, lo ideal es utilizar la psicología del color para lograr atmósferas acogedoras en cada ambiente, pero también se logran efectos de amplitud, profundidad, luminosidad, etc. 

Cada cierto tiempo, reformar nuestro hogar puede venir bien para renovar las energías, cambiar la rutina y emprender nuevas dinámicas de vida. Podemos cambiar la distribución de los muebles o añadir nuevos detalles. Pero lo que está claro es que uno de los aspectos más importantes en el momento de transformar nuestra casa LA PINTURA.

Acompáñanos y conoce las claves que te ayudarán a elegir el color ideal paras pintar las paredes de tu hogar…

 

¿Habitación pequeña o grande?

Los tonos claros son ideales para habitaciones pequeñas, aportan luminosidad, agrandan visualmente una estancia y son más relajantes.

Los tonos oscuros quedan muy bien en habitaciones grandes,  producirán la sensación de intimidad y reducción del espacio. Por lo tanto si tenemos una habitación amplia y muy iluminada podremos emplear sin temor tonos oscuros en el mobiliario, en el color de las paredes, en cortinas o en las alfombras.

 

 

Un color para cada estancia

Crea una conexión visual en ciertas paredes o habitaciones diferentes gracias al color. Es suficiente con utilizar un mismo tema de color es ciertas paredes, textiles o accesorios. Por el contrario, puedes separar visualmente los espacios utilizando colores muy diferentes para cada una de las zonas ¡Todo depende de lo que quieras conseguir!

No es lo mismo pintar un estudio que un dormitorio o pintar la sala que la cocina, por eso a continuación te damos algunos consejos sobre el color recomendado para cada lugar:

Comedor: Colores cálidos como el naranja, el amarillo, y las gamas de verde son alegres y dan mayor sensación de luminosidad.

Sala: Pinta tus paredes de color neutral como blanco, beige, grises, arena.

Dormitorio: Tonos azules, verde suave, lilas o grises son colores que inducen a la calma y al descanso, convierten el espacio en un lugar fresco y relajante. No te olvides de que si además incluyes un poco de blanco ganarás luminosidad.

Estudio: Lo mejor es elegir tonos estimulantes como el verde intenso o mostaza.

 

La influencia del estilo

Si tu estilo es contemporáneo, te gustarán más los tonos fríos y neutros (azules o grises, por ejemplo). Si eres más clásico, los neutros tirando a cálidos (los colores arena son una opción). Si eres vintage, intensos (verdes menta, rosas, ocres...).

 

 

¿Brillante o mate? La importancia del acabado.

Si la pared que quieres pintar está perfectamente lisa, podrás elegir una pintura brillante. Si no es así, elije pinturas mate, así disimularás los defectos.

 

Antes de quedarte con un color concreto, te recomendamos realizar varias muestras y observarlas a diferentes horas del día, así quedarás a gusto con tu decisión final. Entonces… ¡Manos a la obra!