Conoce cuáles son las piezas que forman parte de la lencería de cama

Publicado el 09/18/19 44 2019

Una de las sensaciones más agradables y uno de los placeres de la vida, es sumergirnos cada noche en una cama confortable. Para lograr que este descanso nocturno sea reparador hay varios factores que debemos tener en cuenta y, uno de ellos es acertar a la hora de elegir la lencería de cama. Desde sábanas y colchas hasta edredones, duvets y mantas de innumerables colores, texturas y tamaños, podrás optar por el estilo que prefieras.

Al elegir la ropa de cama apuesta por la calidad

Cuando se trata de dormir a gusto y confortable, tan importante como hacerlo en un buen colchón y una buena cama, es escoger la lencería de cama adecuada. Aquí te ofrecemos una sencilla guía con algunas recomendaciones.

¿Algodón o poliéster?

Algodón: Es la tela natural más producida en todo el planeta, valorada por su comodidad y durabilidad, siendo uno de los materiales más populares alrededor del mundo. Por su naturalidad, es perfecto para aquellas personas que sufren de alergias.

Poliéster: Es un material artificial resultado de la síntesis de productos derivados del petróleo. Es una tela creada hace casi 70 años, es relativamente nueva. Pese a ello, el poliéster es cada vez más popular en la industria y se valora especialmente por su durabilidad.

Sábanas

La sábana es la pieza principal de la cama, protege el colchón y es la base para el resto de la ropa de cama. Tipos:

Sábana bajera: Se coloca sobre el colchón para protegerlo y también está en contacto con nuestra piel. Normalmente, son sábanas ajustables que se acoplan al colchón mediante franjas elásticas para que queden sujetas y no se muevan mientras dormimos.

Sábana encimera: Se coloca en la parte superior de la cama. Puede utilizarse para cubrirnos y como base para colocar otras prendas de cama (edredones, mantas, colchas).

Una vez elegidas las sábanas, es el turno al resto de la lencería de cama. Tendrás que decidir si quieres poner una colcha, si prefieres un duvet o quizás te convenga más un edredón. Todo depende de tu temperatura corporal, de la temperatura nocturna y de tus gustos particulares.

Colchas

Algunas suelen ser delgadas y se colocan para cubrir las sábanas con una función decorativa  más que para abrigar. No obstante, las hay acolchadas que son más gruesas y sí aportan con abrigo.

Edredones

Son similares a las colchas pero más gruesos y con relleno, que suelen ir pespunteados para que el relleno del interior no se desplace ni se arrugue. Se trata de una sola pieza, que viene cosida y el componente que proporciona abrigo, se encuentra en su interior y no se puede separar.

Duvets

Son un tipo de cubrecama que consta de dos partes: por un lado el relleno y por otro la funda que lo recubre. El relleno puede ser sintético o de plumas, protegido con una cubierta removible llamada funda de duvet, puede tener un traslape o cierre para mantener el relleno seguro.

Mantas

Son una prenda de abrigo que se coloca sobre el edredón o duvet, se utiliza en las noches más frías.

La lencería de cama es uno de los complementos esenciales, que también te ayudará a complementar el estilo de tu habitación.