La cocina es cultura

Publicado el 08/21/19 26 2019

En nuestro día a día, usamos elementos sin conocer su origen o sin dar valor a su historia y evolución, sin embargo, estos elementos en su momento fueron grandes inventos. Desde la antigüedad la gente solía comer en el suelo, costumbre que prevaleció hasta la Alta Edad Media, mientras que, las personas que pertenecían a las clases modestas, solían comer en cuclillas. Aquí les contamos un poco de la historia del comedor y sus complementos.

Las sillas

La silla como tal no existía sino hasta el siglo XII. Cuando aparecieron eran tablones apoyados en dos caballetes, que se desarmaban y se guardaban hasta volver a ser requeridas. La costumbre de sentarse en una silla, nació en la Edad Media como símbolo de alta jerarquía, hasta incorporarse en la cotidianidad y disponerlas al alcance común.

Las mesas

La mesa en occidente para la Edad Media inicialmente era desmontable, y consistía en un tablero largo y estrecho que se cubría con un mantel. La mesa, tal como hoy la conocemos, tuvo su aparición en la época del Renacimiento. El uso de las mesas con el fin de servirse alimentos data del siglo XVIII. Por el hecho de que las mesas se armaban, nace la expresión “poner la mesa” y “levantar la mesa”.

Durante la Edad Media, las mesas de forma cuadrada o rectangular establecían jerarquía y las circulares denotaban igualdad de sus comensales. El uso del mantel también ha sido significativo, el rey o el señor feudal no usaban el mismo mantel que los demás comensales, comer con el mismo mantel es un símbolo de equidad.

Los cubiertos

El primero de los elementos que se incorporó en la cubertería moderna en la Edad Media fue el cuchillo. En el caso de las clases más bajas, el cuchillo era más que suficiente para cortar la comida, ya que la carne generalmente se engullía, evitándose así su descomposición.

En las cenas con invitados, el cuchillo que utilizaba cada persona siempre era el propio de cada uno, y nunca era proporcionado por el anfitrión. Junto al plato.
A partir del siglo XIX y sobre todo en el siglo XX, la aparición de nuevos materiales y procesos de fabricación se incorporaron en la fabricación de cuchillos.

En cuanto a la cuchara, tiene un origen poco preciso, quizás las primeras cucharas fueron conchas de moluscos. Miles de años más tarde, en Mesopotamia y Egipto las cucharas eran creadas con mangos tallados. Hasta el siglo XIX la cuchara, junto con el cuchillo, eran los únicos instrumentos utilizados en las comidas y su fabricación era casi exclusivamente de madera para las clases menos pudientes.

El tenedor llegó a principios del siglo XI, pero su uso se consideró escandaloso  y un “instrumento diabólico” que ofendía a Dios, por lo que despareció de Europa por más de 300 años hasta que Catalina de Médici, en su boda con Enrique II de Francia, lo puso de moda en la corte francesa en 1533. La forma del tenedor ha estado sujeta a varios cambios, primero tenía una sola punta y luego dos, en el siglo XVII se generalizó la tercera punta. En Italia se añadió la cuarta punta para adaptarla a la comida de spaguetti. Finalmente, a comienzos del siglo XVIII, el tenedor que conocemos actualmente, fue desarrollado en Alemania.

Los materiales se fueron sofisticando con el tiempo. El marfil, la madera, la piedra o el cuerno de ciertos animales fueron los primeros y se fueron detallando cada vez más e incluso decorados con jeroglíficos, motivos religiosos o tallados con diseño.

Los platos

El origen de la vajilla es muy antiguo, el precedente de los platos fueron vasijas campaniformes, entre todos los hallazgos arqueológicos se encuentran cántaros, cráteras (grandes vasijas), jarras y jarrones.

En la Edad Media a manera de plato, se cortaba una rebanada redonda de hogaza, este rústico procedimiento se complementó poniendo debajo de los alimentos un disco de madera para evitar que se manchara el mantel, a este disco se le empezó a llamar plato por ser plano, tiempo después se retiró la hogaza. En la actualidad se usan diversos materiales y diseños para la fabricación de la vajilla.

Los vasos

Los vasos de vidrio aparecieron en Venecia en el siglo XII y después se generalizaron en toda Europa. Lo que es una realidad incontrovertible es que la forma y la variedad de las copas se ha multiplicado de manera asombrosa por país y por época.

Los primeros vasos fueron recipientes de madera, metal y vegetales como cáscaras de frutos o cuernos, las culturas más desarrolladas de la Antigüedad han dispuesto de vasijas de cerámica que pueden considerarse precedentes del vaso. En el siglo xxi el material típico de fabricación es el vidrio.

La servilleta 

Se le atribuye su invención a Leonardo da Vinci, quien al ver el desaseo que reinaba durante las comidas de los grandes señores, decidió retomar el uso del trozo de tela individual, pero de grandes proporciones. Ésta servilleta era en realidad un pequeño mantel que permitía a los invitados a la mesa mantener dedos y boca en un estado higiénico. 

Finalmente las servilletas fueron aceptadas como signo de refinamiento en un comedor, se fabricaban en tela de diversos tamaños. En 1887, John Dickinson, utilizaba la servilleta de papel en el grupo de su compañía americana, la introducción de la servilleta de papel en el mercado americano se le atribuye a Arthur Scott, pero el uso de servilletas de papel se hizo popular en los Estados Unidos hasta la década de 1950.

Todos estos utensilios han evolucionado en cuanto a su diseño y usos de materiales para su fabricación, en el mercado encontramos gran variedad. Estos inventos forman parte de nuestra vida diaria, considerándose esenciales en nuestra rutina.