El placer de la sobremesa

Publicado el 08/15/20 30 2020

La sobremesa es un hábito sencillo, pero de gran valor.

El comedor es uno de los lugares de encuentro por excelencia, en el cual cada integrante de la familia está invitado a participar del momento y disfrutar de los alimentos sagrados. Es un espacio de convivencia, confidencialidad, conversación y amistad. Es fundamental que una buena comida venga acompañada de una buena sobremesa.

Pero antes de comenzar a conocer los secretos de una buena sobremesa primero conozcamos ¿qué es una sobremesa?

La comida es tiempo para estar relajados y conversar de una manera cercana, específicamente a las personas conocerse mejor y estrechar lazos, por eso definimos a la sobremesa  como ese momento después de la comida donde se dedica a compartir anécdotas del día al día, risas, recuerdos e interactuar profundamente con quienes se han compartido el festín en la mesa, es donde surgen temas de conversación que quizás no aparecerían en otro ambiente.

¿Por qué es importante recuperar este momento?

La desaparición de esta dinámica tiene sus raíces en el estilo de vida acelerada que llevamos; el exceso de obligaciones y compromisos, las largas jornadas de trabajo, el cansancio y el uso de la tecnología. Por eso, merecemos recuperar esos momentos que disfrutamos de la experiencia gastronómica en compañía y dedicarnos a socializar.

Lo importante de la sobremesa es que nadie se levante al terminar la comida y continuar la reunión mediante una conversación interesante, haciendo el ambiente agradable. Este momento es valioso para hablar sobre nuestras vidas, aconsejarnos y recibir el cariño de quienes nos acompañan.

Aunque no todos tienen la posibilidad de disfrutar de este momento, lo más importante es considerar la sobremesa como algo esencial, ya que como dicen: "Familia que viene unida, permanece unida". Te recomendamos acompañarla con un buen café o té, un pequeño postre o si la ocasión amerita disfrutar de un licor bajativo o un vino.

 

Los beneficios son invaluables

Este es el momento donde todos hacemos una pausa y nos sentamos a disfrutar de la conversación. Es una instancia que enriquece la comunicación familiar afianzando de manera sólida las relaciones entre los integrantes y la autoconfianza.

1. Favorece la unión familiar en un ambiente de confianza.

2. Favorece las habilidades comunicacionales y sociales de los comensales.

3. Se aprende a exponer y argumentar ideas.

4. Aumenta la tolerancia, empatía y respeto hacia las opiniones de los demás. 

5. Aumenta la autoestima, al sentirse escuchado y validado por otros. 

6. Se adoptaron normas de comportamiento en la mesa.

7. Propicio el diálogo entre padres, hijos y hermanos.

8.  Reduce los niveles de ansiedad: nos sentimos saciados con menos comida.

9.  Favorece los hábitos de alimentación saludable.

10.  Genera momentos de confianza, intimidad y camaradería.

 

El proceso de la sobremesa además de ayudar a profundizar las relaciones, nos hace sentir acompañados y su vez es saludable, ¡así como una siesta! Ya que al comer lento y tranquilo hacemos una mejor digestión.

Para compartir de este magnífico momento es importante contar con un comedor cómodo, acogedor y útil para toda la familia que invita a quedarse un poco más. Así que a la hora de elegir tu comedor debes tomar en cuenta varios factores como la forma de la mesa, número de comensales, la iluminación, los elementos decorativos, entre otros. Muy pronto te contaremos cómo decorar tu comedor.

Sin duda, es ahora cuando podemos retomar las sobremesas y compartir más tiempo en familia. Y tú ¿realizas sobremesas junto a tu familia?