como vestir cama temporada frio

Es normal que con la llegada del frío la decoración de la casa cambie por completo, a fin de conseguir un hogar más cálido y acogedor. En este sentido, el dormitorio es uno de los lugares de la casa que debes cambiar para conseguir un descanso perfecto y sentirte lo más cómodo posible, sin pasar nada de frío.

Pero, ¿cómo lograr ese cambio? A continuación, te brindaremos una serie de pautas o consejos que te permitirán vestir tu cama para el frío y conseguir así un sitio donde descansar y dormir placenteramente.

4 consejos para vestir la cama para el invierno 

¿Estás listo para mantenerte caliente en la temporada de invierno? Olvídate de las mantas eléctricas, los calefactores y los cubrecolchones térmicos. Aquí, te enseñaremos a preparar la cama para el invierno en un abrir y cerrar de ojos con complementos acogedores que te ayudarán a subir la temperatura de cualquier habitación sin mucho esfuerzo.

1. Escoge un edredón de invierno

Una de las mejores maneras de que te encuentres abrigado esta temporada es cambiando de edredón. Para ello, debes elegir uno que te aporte más calor. Por ejemplo, el relleno de plumón ligero y suave proporciona un aislamiento natural y transpirable, lo que lo convierte en el relleno perfecto para el calor invernal.

¿No estás seguro de lo que significa el poder de relleno? Este valor se refiere a lo voluminoso y esponjoso que es un edredón. Además, corresponde con la cantidad de aire y calor corporal que un edredón puede atrapar para mantenerte cómodo y calentito. 

Si estás buscando recomendaciones, en Colineal Perú tenemos sets de edredones y cubrecamas que cumplen con la función de brindar calor y son suaves al tacto. Asimismo, gracias a su diseño y colores resaltarán tu habitación, mejorando tu comodidad al dormir. 

edredones cubrecamas preparar cama calida

Te puede interesar: Guía para elegir las mejores sábanas

2. Elige materiales cálidos

Y ¿cuál es el siguiente paso para mantener el calor? Esta vez, debes optar por materiales cálidos y más gruesos. Por ejemplo, si en verano te envuelves en refrescantes sábanas de algodón o lino, plantéate cambiarlas por una opción más cálida durante los meses más fríos.

Entonces, para preparar una cama más cálida, te recomendamos elegir sábanas suaves de franela. Al igual que con tu camisa de franela favorita, incorporar sábanas de franela a tu ropa de invierno añade el toque suave perfecto a tu arreglo de temporada. 

3. Incorpora capas

En lugar de confiar en un único edredón grueso, prueba a crear capas. La idea es crear capas aislantes que retengan el calor corporal para que puedas mantenerte caliente y cómodo toda la noche. 

Las capas también son una buena opción para calentarse en comparación con dormir con una sola capa gruesa, porque si se calientan demasiado en algún momento de la noche, puedes quitarlas enseguida. Asimismo, incorporar fibras naturales y transpirables que evacuen la humedad es otra forma estupenda de dar la bienvenida al calor sin excederse.

Y para sacar el máximo partido a tus esfuerzos aislantes, te recomendamos alternar texturas más finas y más gruesas en las capas superiores hasta que encuentres la combinación perfecta para ti.

¡Las opciones son prácticamente infinitas! Todo depende de tu estilo, de la decoración de tu habitación y de tus preferencias personales en cuanto a tejidos. De hecho, experimentar con las capas es muy divertido, ya que puedes crear la perfecta habitación para dormir en la temporada de frío.

Te puede interesar: 5 consejos para cuidar la ropa de cama

4. Añade accesorios cálidos

Aunque hablamos de diferentes materiales y capas para mantener el calor en el dormitorio, ¡esos no son todos! Si bien estas son las mejores opciones para invertir en tu entorno de descanso en general, hay más de una forma de estar abrigado por la noche.

Una de las mejores formas de defenderse de los fríos dormitorios de invierno es recurrir a accesorios cálidos. Con esto nos referimos a los accesorios que aportan calor adicional, independientemente del tejido o el material utilizado.

Empecemos por un clásico: ¡la bolsa de agua caliente! Llenar este práctico accesorio con agua caliente (pero no hirviendo) y meterlo en la cama durante 5 o 10 minutos antes de meterte en ella es una forma infalible de conseguir el calor que tanto necesitas.

Un método similar consiste en emplear accesorios aptos para microondas, también llamados calienta camas, para añadir calor a tu espacio de descanso. ¿Y por último? Usa medias. Aunque esto pueda parecer obvio, llevar puesto medias es en realidad una forma muy fácil de mantener el calor. 

El hecho de usarlas ayuda al cuerpo a regular su temperatura, facilitando la vasodilatación de las extremidades, lo que permite que el calor corporal se redistribuya de forma más eficaz al favorecer el flujo sanguíneo. Sin duda, es un gran beneficio para el sistema circulatorio de cualquier persona con frío.

En definitiva, es importante saber cómo vestir la cama en invierno, ya que de ello depende que no pase nada de frío y puedas descansar plácidamente. Y, hoy en día, hay mucha variedad en cuanto a textiles y complementos que puedes elegir.

accesorios aportar calor medias

Ahora que ya sabes algunos consejos de cómo vestir la cama para la temporada de invierno, esperamos que estos tips te ayuden a tener un dormitorio acogedor y cálido, donde puedas descansar bien a pesar de las bajas temperaturas. 

¿Quieres renovar la ropa de cama de tu habitación? En Colineal te ofrecemos una gran variedad de artículos para el hogar. ¡Visita nuestra web y conoce nuestros productos!

Productos destacados:

Ahorrar 11%
Nombre de la marca

Nombre del producto

S/. 77.00 S/. 87.00
Solo queda 1 unidad
Ahorrar 11%
Nombre de la marca

Nombre del producto

S/. 77.00 S/. 87.00
Solo queda 1 unidad